Precios de cortinas roller

Ahhh, el dichoso presupuesto. El siempre temido gasto. A todos nos preocupa gastar el dinero (a quién le sobra). Cuando se trata de decoración y mobiliario nos movemos en un terreno complicado y que puede dar lugar a unas enormes variaciones de precios en función de si elegimos una u otra opción entre las miles de ellas disponibles. Es muy complicado saber cómo obtener unos precios de cortinas roller que sean adecuados al presupuesto que nosotros manejamos, y que a la vez cumplan con las funciones que pretendemos satisfacer. Muchas de las veces una buena opción es confiar en profesionales que hagan por nosotros la labor de seleccionar cortinas roller adecuadas tanto a las funciones para las que las queremos, como a nuestro bolsillo, que ambas son facetas realmente importantes de equilibrar. Entonces ¿cómo acertar con la cortina adecuada? Ello va a depender en gran medida de la función que queramos asignar a la cortina y del estilo estético del resto de la sala que desees. Si lo que deseas conseguir es un gran nivel de intimidad, y de privacidad con respecto al exterior, lo mejor es elegir tejidos pesados y densos, oscuros, que apenas dejen pasar la luz, posiblemente con un recubrimiento posterior opaco o de aluminio. Aunque incrementara un poco el presupuesto, es perfecto para dormir por las noches si no tienes contraventana o persianas. En cuanto al estilo, una elección con la que no fallarás es la de las cortinas roller, enrollables, de muy buen precio, y disponibles una gran variedad de estilos, opacidades, mecanismos, ancho de ventana, etc. El color de la cortina debe ser lo más aproximado a los tonos que correspondan a la tapicería de los sofás, de otros elementos textiles, y muebles de la estancia. No olvides que puedes usar cortinas dobles de modo que puedas conjugar una cortina pesada con una ligera (cortinas de alto nivel de opacidad junto a visillos translúcidos que apenas matizan la luz aportando estética y calidez visual). Como norma general, no olvides que el tamaño que elijas para tus cortinas debe de ser, en la medida de lo posible, acorde a las dimensiones de la estancia (además de, obviamente, a las dimensiones de las ventanas y vidrieras). Si la habitación es pequeña será mejor que la confección de tejidos sea clara, translúcida o semitransparente, y mucho mejor si son de estampados muy ligeros o completamente lisas, quizá incluso en un tono similar al de la pared o algo más claro. Has de saber que una ventana visualmente “parece más grande” si la cubres con una cortina de mayores dimensiones, y viceversa, una cortina muy ajustada a una ventana la empequeñece. Prueba a que tu cortina comience lo más alto posible en altura (lo más cerca del techo) y que cuelgue a ras del suelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *